jueves, 4 de diciembre de 2008

Odio

siempre me pasa,creo que no existen o que solo ha sido producto de mi imaginacion y dejo de pensar en ello,pero se que vuelven, puedo verles en las sombras maquinando su vuelta,son astutos y se camuflan muy bien y cuando menos te los esperas,!zas! en toda la boca,aparecen delante de tus narices y vuelven a torturarte,a partir de hay el tiempo pasa lento,el sudor corre por tu frente esperando que se olviden de ti, vas contento por la calle te cruzas con unos niños, los miras mal creyendo que así el sortilegio de los que están en la sombra se desvanecerá,y tu podrás vivir en paz durante el resto de tu vida.
Pero hay cosas que son inevitables,entonces cuando estas confiado vuelvan a saltar sobre ti y te retuerzan los lóbulos de las orejas hasta casi hacerte sangrar,metaforicamente hablando,se camufla bajo la apariencia de inofensivos,pero son unas pérfidas ratas de alcantarilla y su único objetivo es amargarte la vida,y los sonidos que emiten,son como psicofonias,puestas al revés y cantadas por bisbal (iba a poner la b de bisbal en mayúscula,pero no se lo merece)

La única alegría que te dan es que sabes que no duraran mucho tiempo tienen una fecha de caducidad,los meterán en el fondo de una sala oscura,hasta que los vuelvan a necesitar,y creeme volverán,ellos cuentan con ellos por eso se parten el pecho de risa cuando pasas cerca de ellos,y tu sabes que has ganado una batalla,pero también sabes que ellos han ganado la guerra por goleada

La única solución es agachar las orejas y esperar a que caiga todo el caparrón,y así poder descansar durante el breve tiempo que desaparecen,aun así en tu fuero interno sabes que volverán y con mas fuerza si cabe

y ellos son los villancico

1 comentario:

Yackyl dijo...

La primera vez que lo leí, me asustaste mucho, pero mucho mucho, xD

Ahora la segunda, es un rallote que flipas, xD

¡No son tan horripilantes! Son esas canciones que de pequeñito cantabas con tus compañeros, en clase, en casa, ese intento de parecer un niño bueno para que no te trajesen carbón... (aunque, con lo dulce que está, no sé por qué nadie quiere que le traigan carbón, xD).

Tú solo sonríe y saluda :3